El candidato Rafael Martínez Ramírez nunca estuvo detenido, aclara el representante electoral de Morena

La subdelegación de la Procuraduría General de la República (PGR) con sede en Acapulco liberó a los dos elementos de seguridad privada de Rafael Martínez Ramírez, candidato a la alcaldía de Coahuayutla por la coalición Juntos Haremos Historia.

Los dos escoltas fueron detenidos por el Ejército Mexicano el lunes al mediodía, sobre la carretera federal Zihuatanejo-Lázaro Cárdenas en posesión de armas de fuego y cartuchos útiles.

Los elementos de seguridad no pudieron acreditar la procedencia de las armas ni presentaron las licencias correspondientes para su portación, por lo que fueron asegurados y remitidos a la subdelegación de la PGR en Acapulco, donde más tarde fueron liberados tras aclarar su situación.

El representante de Morena ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Sergio Montes Carrillo, aclaró que el candidato Rafael Martínez Ramíres nunca estuvo detenido como trascendió en algunos medios de comunicación.

En entrevista, explicó que sus escoltas fueron detenidos porque no tenían actualizados los permisos de sus armas de cargo.

Por tal motivo, dijo que el Ejército los trasladó a la PGR en Acapulco, «donde se aclaró todo».

Sobre el candidato a la alcaldía de Coahuayutla, explicó que él no viajaba en el mismo vehículo que sus escoltas y por lo tanto no fue detenido con ellos.

«Él iba en otro automóvil, se paró al momento en que (el Ejército) revisó a sus escoltas y se fue con ellos a Acapulco para aclarar todo, pero no estaba detenido», aclaró.

También se le cuestionó respecto a los motivos por los que el abanderado de la coalición Morena-PT utiliza una escolta privada.

Montes Carrillo comentó que el candidato solicitó formalmente a las autoridades que se le asignara seguridad especial durante el periodo de campañas, debido a la violencia que prevalece en Coahuayutla, municipio que colinda con Michoacán y se ubica en la región de la sierra en la que operan grupos criminales dedicados al narcotráfico.

El representante electoral de Morena indicó que la respuesta de las autoridades a la solicitud del candidato no fue satisfactoria, por lo que tuvo que contratar seguridad privada.

Puntualizó que las regiones Costa Grande, Tierra Caliente y Centro y parte de la Montaña son «de alto riesgo», por lo que «muchos candidatos de muchos partidos contratan seguridad privada».

«Se sienten mejor, la pueden pagar y la reportan en sus gastos», argumentó.

Deja tu opinión