Más de 200 elementos de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos de Chilpancingo están listos para atender cualquier contingencia derivada de la tormenta tropical Carlotta, que tocará tierra en Guerrero la tarde-noche de este viernes.

Esta tarde, la Comisión de Protección Civil Municipal de la capital se instaló en sesión permanente ante la cercanía de la depresión tropical Cuatro-E, que horas después se convirtió en la tormenta tropical Carlotta.

El coordinador de Protección Civil y Bomberos de Chilpancingo, Gustavo Vela Guevara, rindió un informe en el que detalló que hay más de 200 elementos y 10 vehículos listos para atender cualquier contingencia.

Puntualizó que hay 53 barrancas en la zona urbana de la ciudad, de las cuales 14 son consideradas de alto riesgo.

Sin embargo, destacó que las 14 barrancas están «totalmente limpias» porque el personal de Protección Civil comenzó los trabajos de desazolve desde el mes de enero, mientras que el resto registra un avance del 80 por ciento.

Vela Guevara también informó que el municipio cuenta con cinco albergues para recibir a los posibles damnificados, con una capacidad aproximada de 2 mil personas.

Los albergues están ubicados en las instalaciones del SUSPEG, en las canchas de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), en la Escuela Secundaria Técnica Lázaro Cárdenas del Río, en la Escuela Primaria Adolfo López Mateos y en la Escuela Primaria Federal 18 de marzo.

El funcionario admitió que hay tres albergues menos que el año antepasado, pero aclaró que se debe a los lineamientos «estrictos» que marca la Federación.

Explicó que los albergues temporales se activarán en caso de que haya una afectación de más de 50 personas.

El coordinador de Protección Civil y Bomberos de Chilpancingo informó que la dependencia mantiene un monitoreo permanente de las zonas de riesgo.

Señaló que La Barranca del Tule es la zona de mayor riesgo en la capital, ya que el año pasado se registró un deslizamiento de ladera que afectó a 37 familias que tuvieron que ser reubicadas.

Por ello, indicó que el gobierno del estado está realizando un estudio para determinar si es necesario ampliar la zona de afectación. Hasta el momento se han entregado 53 notificaciones a familias en el área de peligro.

«Como municipio estamos preparados ante cualquier contingencia mayor y pendientes de cualquier situación», aseveró el funcionario.

Deja tu opinión